Santísimo Cristo de la Exaltación

La talla del Cristo de la Exaltación es obra del imaginero gaditano Luis González Rey. Se trata de un Cristo vivo. Fue bendecida el Viernes de Dolores de 1991. Es un Crucificado que mantiene la tipología iconográfica barroca, pero ofreciendo también variantes, como el paño de pureza, de gran dinamismo y muy original en su composición, o la forma de disponer los clavos de las manos, que penetran por la muñeca, confiriendo a la talla un aspecto de impactante realismo.

La cruz es arbórea, la talló Francisco Pinto Berraquero y fue reformada por el autor de la imagen actual, Luis González Rey, el mismo año de 1991.

La talla de la imagen de Cristo anterior, que estaba muy deteriorada, fue realizada por el escultor aragonés don Eustaquio Fenellosa, teniendo todas las características de la imaginería de principios del siglo XX. Esta imagen fue recuperada por la Hermandad situándose la misma en la Sala Capitular de la casa de Hermandad.