Seráfica y Franciscana Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Exaltación y María Santísima de la Concepción Coronada

Jerez de la Frontera

Historia de Nuestra Hermandad


El origen de la Cofradía tuvo carácter popular y su fundamento fue el poder fomentar el culto al Santísimo Sacramento y veneración a la pasión de Nuestro Señor Jesucristo y los Dolores de su Santísima Madre, así como servir de puente entre la populosa feligresía y la Parroquia de Nuestra Señora de las Viñas, habitada mayoritariamente por obreros del gremio de la Vid.

Así, el 31 mayo de 1959 con la autorización del Párroco Don Maximino Vaca Álvarez, se reunió una comisión integrada por Felipe Morales Avelino, Francisco Casenave, Manuel Vergel Sánchez, Constantino Vallejo Calvo, Gregorio Fernández Gallego y Rogelio Gómez Rodríguez, solicitándose el día 17 de Julio del mismo año la correspondiente aprobación y erección de la nueva corporación del Cardenal Arzobispo de Sevilla. El 15 de Julio de 1960 se aprobaron sus primeras reglas por la Autoridad Eclesiástica, que la constituyeron de forma oficial como nueva hermandad que, como su título nos indica, “quiso expresamente unir las tres clásicas devociones andaluzas: el Santísimo Sacramento, la Pasión del Señor y la Inmaculada Concepción”. Conseguido el reconocimiento de la Hermandad, los trabajos de la Junta y de todos los hermanos se dirigieron hacia la primera Estación Penitencial propia que realizarían casi tres años más tarde.

Felipe Morales Avelino fue el primer Hermano Mayor, tras él, durante este medio siglo de historia que a punto estamos de cumplir, distintos hermanos han ocupado el cargo de máxima responsabilidad, a continuación detallamos sus nombres:

  1. Francisco Orellana Flores
  2. Juan Aguilera Pérez
  3. Juan Pedro Beas Romero
  4. José Domouso Coto
  5. Manuel Becerra González
  6. Lucas Caballero Navarro
  7. Jesús Valderas López
  8. Luis Benítez Bancalero (en funciones)
  9. Juan de Dios Domouso González.
  10. Manuel Tenorio Lozano, en la actualidad.

Muchas personas son las que lo han dado todo por la Hermandad, ocupando cargos dentro de la Junta de Gobierno o sin ocuparlos, haciendo en muchos casos una labor callada que ha sido la que sin duda ha hecho que la devoción a nuestros titulares vaya creciendo día a día.

Sin embargo, su labor procesional comienza en la Semana Santa de 1961, con la presentación de cinco miembros de su Junta de Gobierno con túnica de la Exaltación (uno con la Bandera de la Hermandad, y cuatro con insignias) en el cortejo de la Hermandad de la Soledad en la tarde del Viernes Santo. En 1962 hicieron recorrido procesional con la Cofradía de Loreto, desde la Parroquia de San Pedro, hermanos con túnicas (uno con la bandera y cuatro con las insignias, seguidos de uno con el “Lábaro” Sacramental y dos con faroles). Este año se estrenaron tanto el Lábaro Sacramental bordado en aplique diseñado por Esperanza Elena Caro y los dos faroles.

El 12 de abril de 1963 hizo Estación Penitencial la imagen de la Virgen, que ya había sido tallada por Manuel Prieto Fernández en el año 1959, época en que se fundaba la Hermandad y que tardó en hacer este gran tallista un Mes, en la Sacristía de la Parroquia de San Mateo. Esta imagen se veneraba en la Parroquia de las Viñas desde el 11 de Agosto de 1961. Este año se estrenó tanto la Cruz de Guía realizada artesanalmente como el Guión bordado en apliques por las monjas de San Salvador. El paso de palio para Nuestra Señora se hizo, por los hermanos de la Cofradía de los postes de derribo de la conducción eléctrica, en la casa de uno de los hermanos: Pedro Betanzos. Todos contribuyeron a cortar, lijar y ensamblar maderas hasta ver construida la parihuela, que posteriormente sería convertida en un sencillo pero digno Palio con faldones de encaje de seda blanca y dorados, respiraderos de malla e incluso con trozos de papel de plata en el baquetón.

Las dimensiones eran de 3,45 por 2,25 metros. Los varales fueron comprados a la Hermandad del Prendimiento, la candelería estaba formada con 6 candelabros de la Hermandad, 6 candelabros de la Parroquia y el resto estaban realizados por los propios hermanos artesanalmente con hierro y madera. La corona y la saya de salida era procedente de la Virgen de la Encarnación, la peana y cuatros ánforas de la Esperanza de la Yedra, y el manto alquilado a la Hermandad de la Amargura. Finalmente cuarenta y dos cofrades fueron los que realizaron el primer recorrido penitencial de esta Hermandad. El horario que debían cumplir era el siguiente: Salida, 5,30; Rotonda, 7,45; Presidencia, 8,05; Colegial, 8,55; Fuera Colegial, 9,05; Entrada en su templo, 1,00. El recorrido que siguió en aquella ocasión fue: Plaza de la Vid , Ronda de Viñadores, Carretera de Arcos, Alvar Núñez, Marqués de Mochales, Rotonda, Carrera Oficial, Plaza de la Encarnación, Hortas Cáliz, Manuel María González, Plaza Monti, Plaza Reyes Católicos, General Franco, Plaza de las Angustias, Portería, Fermín Aranda, Paseo de las Delicias, Bloque N, Ronda de Viñadores, Plaza de la Vid. Encabezaba el recorrido la Banda de la Cruz Roja. Una intensa lluvia les acompañó durante todo el desfile.

Al año siguiente, 1964, ya sacó su paso completo nuevo con respiraderos prestados por la Hermandad de las Cinco Llagas. En 1968 se celebró el acto de coronación de María Santísima de la Concepción, acontecimiento que se vivió en el Barrio de la Vid con gran fervor, con la autorización del Arzobispo de Sevilla Bueno Monreal, María Santísima de la Concepción pasó a ser la única dolorosa coronada parroquialmente. Don Fernando Rueda Cantarero fue quien tuvo el honor de coronar a la imagen, dicho Párroco fue un gran propulsor de la devoción a María Santísima de la Concepción, los padrinos de dicha Coronación fueron dos niños de la feligresía Antonio Lora Mormal y Rafael Camas González ambos con una enfermedad mental.

En la Semana Santa del siguiente año, estrenaría en su desfile procesional la Santísima Virgen esta corona (costeada por los propios hermanos), así como también la peana y los faldones para el paso. La corona y la peana fueron realizadas por el taller de Lorenzo Jiménez Rueda. Finalmente, los bordados del paso de la Virgen se realizaron en los talleres de Carrasquilla y la candelería en los de Villarreal. El 12 de Septiembre de 1970 llega la antigua imagen del Santísimo Cristo de la Exaltación, fue realizada en Valladolid, por un escultor sordomudo, Eustaquio Fenellosa Martín, de Talleres Belloso. Era de características modernas, pero destacable por su rigidez y compostura. Fue bendecido el 4 de Octubre de 1970, en el Bloque H de la Barriada, bajo el balcón de la familia Orellana Andrade y bajo la mirada maternal de María Santísima de la Concepción, fue bendecido por el entonces Vicario, Monseñor Del Val Gallo. Volviendo a su templo en piadoso Vía crucis.

Como anécdota, al destapar los componentes de la Junta de Gobierno la caja de madera donde venía la imagen del Santísimo Cristo que habían mandado realizar, se encontraron con que venía un Cristo en sí, pero totalmente muerto. Sabido es que debería venir sin lanzada en el costado y con bríos en los brazos y pies, como señal de una persona recién clavada en la Cruz. Pero no hubo desaliento y en pocas fechas la imagen del señor fue restaurada, modificando gran parte de la cabeza y desapareciendo la lanzada de su pecho, presentando el aspecto que hemos conocido saliendo hasta 1990, un Cristo vivo y con una expresión de dolor y paz a la vez. En 1973 se añadió al desfile el Cristo de la Exaltación, salió en esta primera ocasión a hombros, en una parihuela realizada en los talleres de los Hermanos Buzón. Completaba el grupo escultórico tres sayones esculpidos por Ramón Chaveli, denominados como Ismael “Alias el Vampiro”, Zambulon “Alias el guapo” y Levi “Alias el tuerto”.

Completaba el grupo escultórico tres sayones esculpidos por Ramón Chaveli, denominados como Ismael “Alias el Vampiro”, Zambulon “Alias el guapo” y Levi “Alias el tuerto”. El 12 de octubre de 1973 fue fundado el centro de la juventud cofrade, rigiéndose por las mismas reglas de la Hermandad. En 1974 fueron restauradas las dos imágenes titulares, ese año la cofradía en el transcurso de su recorrido procesional tuvo que refugiarse en San Francisco. En 1975 la devoción a María Santísima de la Concepción entre los fieles le hicieron a estos junto al Párroco Don Fernando Rueda nombrarla Reina Perpetua de la Cruz de Mayo, este mismo año no se realizó salida procesional por las inclemencias del tiempo, era la primera vez que el Santísimo Cristo de la Exaltación iba a ser cargado de la manera que actualmente conocemos, el paso se había reformado desde el año 73, siendo este el que procesionó hasta el año 1997, añadiéndole orfebrería de los Talleres de Villarreal, Sevilla.

En 1984 se celebraron las bodas de Plata de la Hermandad, este gran acontecimiento se celebró con diversos actos, de los cuales debemos resaltar el pregón del XXV Aniversario a cargo de Don Andrés Luís Cañadas Machado quien relató magistralmente las memorias de los 25 años de la Hermandad.Se realizaron ofrendas tanto en el Bloque B de la Barriada de la Vid como en el Pelirón durante el transcurso de la salida extraordinaria por las calles del barrio donde María Santísima prosesionaba en unas andas sin techo de palio y el Señor a hombros de su hermanos costaleros. En 1984 salieron procesionalmente por primera vez unos nuevos sayones que están fijando la Cruz sobre el Gólgota que fueron realizados por el escultor jerezano Francisco pinto Berraquero, denominados como Jairo, El Herrero, Cepa y Cananeo. En Agosto de 1990 se mandó a realizar la Imagen actual del Santísimo Cristo de la Exaltación, talla que hizo el Imaginero gaditano Luis González Rey a sus 22 años de edad, haciendo entrega de la imagen del Señor el 20 de Marzo de 1991 en el Colegio San José (Cádiz), ese mismo día llegó a la Parroquia.

El 22 de Marzo, Viernes de Dolores se bendecía la imagen a cargo de Don Guillermo Camacho Negreira, en la puerta lateral de la Parroquia por motivo del peligro de derrumbe en el que se encontraba la misma, tras la bendición la imagen realizó un piadoso Vía Crucis por las calles del Barrio, que se continua realizando todos los Viernes de Dolores. La antigua imagen fue trasladada el 18 de Marzo de 1991 al Convento de la Reverendas Madres Dominicas del Espíritu Santo. Dicha imagen se encuentra actualmente presidiendo la Sala Capitular de la Hermandad tras el cierre de dicho Convento, y tras tomar decisión de no volver a cederlo por parte del Cabildo extraordinario, celebrado el 3 de Septiembre de 2007.

En 1991 tras haberse realizado todos los cultos en los Salones Parroquiales y en el Sagrario, se realizó Estación Penitencial con los titulares en parihuelas, debido a las obras realizadas en su templo.

En 1992 se incorporó al paso de Misterio una imagen de María Magdalena, realizada por Luis González Rey, situándose a los pies del Señor sujetando sobre sus manos la corona de espinas.

En 1998, se estrenó un nuevo Paso de Misterio, paso tallado en caobilla de Brasil y con orfebrería de los talleres Mallol presentando motivos Sacramentales en las capillas del canasto y motivos de la cruz en los respiraderos, en las cuatro esquinas se encuentran los Evangelistas obras de la jerezana Nuria Guerra. Las anteriores andas fueron adquiridas por una Hermandad del Puerto de Santa María, ese mismo año se incluye en el grupo escultórico la imagen de un centurión romano, realizado por Luís González Rey.

En 1999, se estrenaron detalles de orfebrería del paso de Misterio y el llamador para el mismo, así como unas cruces esmaltadas. El palio estrenó ese año faldones y parihuelas, realizadas por los mismos hermanos. Como peculiaridad, el Paso de Misterio realizó la Estación Penitencial por las afueras de la S.I. Catedral, ya que debido a sus dimensiones y a las obras acometidas en la Puerta de la Plaza de la Encarnación no podía salir.

En el 2000 tuvo lugar la Procesión Magna de los diferentes Pasos de Misterios de las Cofradías de Jerez. Como dato a destacar, tras las precipitaciones acontecidas en la tarde del Sábado Santo, todo parecía que nuestra Hermandad no participase en la misma, ya que a la hora de iniciar el recorrido aún seguía lloviendo, pero sobre las 17:00 horas el cielo abrió y gracias a la hazaña de los costaleros, que en 14 chicotás, nuestra Hermandad pudo llegar a tiempo, en 2 horas, a su posición en dicha Procesión, a la altura de la Iglesia de la Victoria.

En el 2001 se dotó de mayor altura a la puerta de la Parroquia de las Viñas, lo que facilita la salida de la Cofradía.

En el 2002 se estrenó el nuevo Simpecado, obra del borbador jerezano Ildefonso Jiménez, estrenándose también el Asta y el Remate por la Orfebrería San Francisco de Sanlúcar de Barrameda. También se presentó, una nueva Diadema para María Santísima de la Concepción Coronada, regalada por el Grupo Joven, obra del orfebre jerezano Antonio Falla.

En el 2003, se acometieron los primeros trabajos de agrandamiento del Paso de Palio, los cuales fueron los siguientes: agrandamiento en altura de los varales y en anchura del respiradero frontal, obra del jerezano Antonio Falla. Y 4 Corbatas que dieron anchura a las caídas trasera y delantera, obra del portuense David Calleja. También se estrenó la nueva Candelería del Paso de Palio, las dos primeras tandas pequeñas obra del sevillano Manuel de los Ríos, siendo las restantes de los talleres de Olioz Arte de Rota.

En el 2004, como dato de interés, María Santísima de la Concepción Coronada procesionó en la tarde del Viernes Santo con su Diadema de forma extraordinaria, con motivo de la Coronación Canónica que se viviría meses más tarde. En este mismo año, se estrenaron Perillas y Ángeles portadores de Cera Rizada, obra de Antonio Falla. La Presea de Oro que con motivo de su Coronación Canónica también fue estrenada, obra del orfebre sevillano Jesús Domínguez.

En el 2006 una gran tromba de agua hizo que se truncara el regreso a casa de la Cofradía después de que se viera interrumpida por la amenaza de ésta. En Diciembre del mismo año, el Salón de Cabildos de nuestra Casa de Hermandad pasó a llamarse “Salón Reverendo Padre Fernando Rueda Cantarero”. El mismo día fueron presentados los estrenos siguientes: realización de dos Incensarios, la restauración de otros dos y la realización de un juego de cuatro Ciriales para el cortejo del Paso de Palio, todo ello por el Taller de Orfebrería de Olioz Arte de Rota. Asimismo, fue presentado un Manto azul en el arte del pintado realizado por el artista portuense David Calleja con la intención de utilizarlo para la Festividad de la Inmaculada Concepción.

En el 2007 se estrenaron un juego de 4 Candelabros para el Paso de Misterio que comenzó a realizarse, obra del artista sevillano Francisco Pineda. En Septiembre del mismo, se decidió el Imaginero que llevaría a cabo la reestructuración del Conjunto Escultórico del Paso de Misterio, siendo la terna entre Jaime Babío, Fernando José Aguado y Lourdes Hernández. El elegido finalmente en Cabildo de Hermanos fue el Imaginero sevillano, Fernando José Aguado Hernández. También y realizados por David Calleja, se estrenarían en la Semana Santa de 2007 unas Dalmáticas pintadas con motivos Sacramentales y Pasionales.

En el 2008 se estrenó el nuevo Paso de Misterio en carpintería, obra de Francisco Pineda, en los próximos años seguiría completando la talla hasta finalizarla Álexis Sánchez. Faldones pintados obra del bordador portuense David Calleja, y el nuevo Monte del Paso de Misterio adecuado para la nueva posición de las imágenes del Paso. También fue realizada la primera imagen que completara el Conjunto Escultórico, en aquel año fue María de Cleofás, obra del imaginero sevillano Fernando Aguado.

En el 2009 fue presentada la siguiente imagen secundaria, la de José de Arimatea, también realizada por Fernando Aguado. Juego de Dalmáticas pintadas con motivos sacramentales, obra de David Calleja. Anagrama mariano en oro, donado por el Grupo Joven y realizado por Paco Mariscal. David Calleja realizaría el nuevo Guión Corporativo siendo su Asta y Remate obra de los talleres de Olioz Arte de Rota.

En el 2010 comenzó a dorarse el Paso de Misterio, obra del Taller del Dorado Hermanos González, obra que a partir de 2013, seguiría realizándola el taller de Emilio Olmedo. También fueron estrenadas las nuevas Potencias y Corona de Espinas, donadas por una Hermana lo primero y lo segundo por el Imaginero realizador de las Imágenes Secundarias del Paso de Misterio, Fernando Aguado.

En el 2011 fue estrenado un nuevo Soldado Romano, realizado por Fernando Aguado. El 15 de Agosto de este mismo año, salió el Santísimo Cristo de la Exaltación hacia el Estadio Municipal de Chapín para presidir en un improvisado Altar en el Fondo Norte, una misa multitudinaria con jóvenes de muchas ciudades del mundo antes de que marcharan a Madrid por las Jornadas Mundiales de la Juventud.

En el 2013 fue estrenado el nuevo y último Soldado Romano que completaría el Conjunto Escultórico, obra de Fernando Aguado. Bandera de Hermandad pintada por David Calleja. Estreno de piezas y reestructuración de los 12 Varales de María Santísima de la Concepción Coronada y la realización de un óvalo en técnica de pintura que ocupa la posición central del Techo de Palio, realizada por nuestra Hermano, Don Juan Luís Muro Bancalero. En este año el Paso de Misterio presentaría un gran avance ya que procesionó con el dorado totalmente de su canastilla y de candelabros.

El 20 de Abril de 2013 se lleva a cabo en Jerez un Vía-Lucis Mariano con motivo del Año de la Fé, en el cual nuestra imagen mariana fue elegida para representar el primer momento de las estaciones, siendo la de la Inmaculada Concepción y procesionando con el Paso del Cautivo de Chipiona. 7 días antes nuestra Titular fue trasladada en el mismo Paso desde su Parroquia hasta el Convento de Capuchinos, siendo la Reina del Convento durante la semana. Se vivieron grandes momentos durante su estancia pero sobre todo buena acogida por parte de los Padres Capuchinos y su gran cariño y fervor a nuestra Titular. A destacar, el Besamanos durante 3 jornadas a nuestra Madre y la presentación y bendición del estreno de la Saya de Cincuentenario, bordada en oro fino sobre tisú de plata, obra de Don David Calleja, que posteriormente luciría en la Procesión del día 20 y de un Rosario de marfil, regalo de Fray Ricardo de Córdoba. El día 20 recorrió las calles de nuestra ciudad alcanzando el Alcázar de Jerez donde se le realizó el rezo de la Primera Estación, volviendo posteriormente hacia su casa.

En 2014, el Paso de Misterio se continua ejecutando, procesionando con el frontal dorado del respiradero, el cual se sigue finalizando en la actualidad. Se presentan 4 óvalos en técnica de pintura que ocuparán las esquinas del Techo de Palio, también obra de nuestro Hermano, Don Juan Luís Muro Bancalero, siendo representados 4 momentos relacionados con la vida de la Virgen, que son: “Visitación de la Virgen María a su hermana Isabel”, “Anunciación del Ángel Gabriel a María”, “Nacimiento de Jesús” y “Presentación en el Templo”. Se llevó a cabo un proceso de estofado y dorado en la Cruz de Guía, gracias a los artistas Don Alexis Sánchez y Emilio Olmedo.

En el último trimestre del año, en el que se conmemora el X Aniversario de la Coronación Canónica de nuestra Madre, se realizan numerosos Actos para conmemorar esta efeméride. Una gran colgadura de nuestra Madre colgada en nuestra Hermandad, así como otras, engalanarían y avecinarían el Aniversario. Se llevan a cabo un ciclo de Conferencias relacionadas con la Coronación. Se realiza el Libro “Historia de una Coronación” realizado por Don Ángel Vélez, yendo acompañado por 2 DVD’S con aproximadamente 4 horas y media de grabación, con imágenes cedidas y editadas por Onda Jerez Televisión.

El Triduo a Nuestra Señora se realizaría en los días 4, 5 y 6 de Diciembre, festejando el Aniversario el día 7 con una gran Tarta mientras los sones de la A.M. La Sentencia y CCTT Santa María Magdalena, todas de Jerez, serían ofrendados a nuestra Titular. El 8 de Diciembre se realiza el habitual Rosario de la Aurora visitándose los Barrios de la Vid, Viñas, Pelirón e incluso llegando al Puente de la Calle Arcos, que a partir de este momento se llamaría “Puente de María Santísima de la Concepción”, finalizando con el posterior Solemne Besamanos de María Santísima de la Concepción Coronada.